Los planos de mi existencia

Los humanos somos seres multi-dimensionales, estamos formados por muchas capas, vivimos a través de muchas  dimensiones. 

Puede parecer que la vida humana es plana y que solo vivimos en el plano físico, el asociado al cuerpo. En realidad, es cuerpo es una de las dimensiones a través de las que vivimos, pero hay muchas más. 

En este siglo donde la inteligencia artificial gana terreno, comprender todas nuestras capas y los diferentes niveles de existencia, me parece esencial para recordarnos a nosotros mismos una vez más, quiénes somos y cuáles son nuestros potenciales. 

Siento que la humanidad está sumida en un sueño profundo, uno en el que ha olvidado que los límites solo lo ponemos nosotros, un sueño en el que hemos olvidado que podemos vivir de manera plena y consciente. El despertar al que te invito, puede estar lleno de dolor al principio, pero a medio plazo, ese despertar es el que te llevará a vivir la vida como realmente deseas. 

Y para saber cómo queremos vivir, necesitamos conocernos mejor. 

Hay muchas maneras de explorar los diferentes planos o dimensiones en los que vivimos, pero yo he escogido una clasificación propia… una que parte de la energía más densa a la más sutil, de la más física a la más espiritual.

Plano I: Cuerpo

El cuerpo… nuestra morada, nuestro hogar, nuestro templo. En ocasiones lo sentimos como una carga, otras veces sentimos que el cuerpo es todo lo que somos. 

El cuerpo es el vehículo a través del cual experimentamos la vida, es el que nos permite ver a nuestros seres amados, el que nos ofrece la posibilidad de escuchar otra voz humana, nos conecta a otros a través de la piel, nos hace disfrutar de la comida y conectar recuerdos con olores. 

Es un vehículo al que debemos cuidar para que todo funcione bien, incluso nuestra salud mental. Porque las conexiones cuerpo-mente son tan profundas e intrincadas, que apenas podemos separarlas. 

El cuerpo es denso energéticamente hablando, es energía hecha materia, es energía andante contenida en cada célula que conforma nuestro cuerpo.

El cuerpo solo puede vivir en dos estados: en modo supervivencia o en modo crecimiento. Un estado es incompatible con el otro. Cuando tenemos estrés y ansiedad, vivimos en el modo supervivencia. Cuando sentimos plenitud y bienestar, vivimos en modo crecimiento… ¿en qué modo estás viviendo tu vida?

Plano II: Mente

La mente… a veces pensamos que es nuestro verdadero yo… o al menos eso es lo que quiere hacernos creer nuestro ego, este personaje con nombre y apellidos que hemos creado para relacionarnos en un mundo social. 

El ego cree que el cuerpo ha nacido para servirle y cree que lo puede manipular. El ego cree todas estas cosas porque a veces tiene razón… a veces los pensamientos nos atrapan en bucles, a veces nuestras necesidades y anhelos son más grandes que las necesidades del cuerpo. 

La mente es una mezcla eléctrica y química. Las neuronas se comunican por estas dos vías… generando descargas eléctricas para pasar información de una neurona a otra y liberando pequeñas cargas químicas (neurotransmisores) para hacer más eficaces estas conexiones. 

Todo lo que nace en nuestra mente, acaba por enviar mensajes al resto del cuerpo a través de químicos, las hormonas. Y las hormonas son poderosas, son capaces de hacernos pasar al modo supervivencia o al modo crecimiento. Por eso es tan importante cuidar nuestra mente, para que seamos nosotros quienes decidamos cómo vivir. 

Plano III: Emociones

Las emociones… nuestras grandes amigas. Sé que a veces no lo parece y que hemos crecido con la idea de que las emociones son el enemigo a derribar. Nada más lejos de la realidad… las emociones son fundamentales para nuestra supervivencia… por eso continúan formando parte de nosotros. 

Los pensamientos los podemos situar en la mente pensante, en el sustrato físico del cerebro… pero ¿y las emociones?

Bueno… tras muchos años de exploración emocional, me he dado cuenta de que las emociones están en todas partes. 

Las emociones están el cerebro, especialmente en áreas antiguas (como el sistema límbico), pero también se encuentran alojadas en todo nuestro cuerpo… en las neuronas de nuestro corazón, en las neuronas de nuestro intestino, en nuestra microbiota. 

Por lo tanto, las emociones están tan profundamente conectadas a nuestro tejido físico, que para conectar con nuestras emociones, debemos conectar con nuestro cuerpo… con la respiración, con el latido de nuestro corazón, con las sensaciones de la zona abdominal, con nuestros sentidos e incluso con nuestra piel. Ese es un buen punto de partida. 

Plano IV: Energía

En las tradiciones orientales, hablan de la energía vital (“Chi”, “Prana”, “Genki”). La energía vital es la que nos permite vivir en nuestro cuerpo, es la vibración infinita de tu ser, que se expande más allá de tu piel. 

La energía es el sustrato de la vida misma y eso lo podemos ver en diferentes niveles…

  • Vivimos en un campo de energía, el llamado por la física cuántica, “campo de punto cero”, donde todo lo que pensamos y sentimos, queda grabado en este océano energético, cambiando la vibración para toda la humanidad. Así de poderoso eres… sé cuidadoso con la información que viertes en este campo energético. Para profundizar en el universo energético y sus leyes, te invito a leer un post sobre este tema, haciendo click aquí
  • El planeta Tierra tiene una resonancia energética que vibra constantemente en la atmósfera, la “Resonancia Schumann”. Esta resonancia es esencial para que nuestro cuerpo funcione de manera óptima. Para aprender más de este tema, te invito a leer otro de mis post aquí
  • Tienes un cuerpo sutil hecho de energía que se asienta sobre tu columna vertebral. 
  • Tu cuerpo sutil, está formado por (al menos) 7 chakras que se alinean a lo largo de tu columna vertebral, conectados a vísceras y órganos esenciales para tu vida. Si se desequilibra el funcionamiento de estos centros energéticos o se invierte el sentido en que gira esta energía, cambiará la manera en que pensamos, sentimos y en cómo funciona nuestro cuerpo. Si te interesa este tema, comparto contigo un post desde aquí 

Puedes conectar con tu cuerpo energético cuando mueves tu cuerpo, cuando respiras conscientemente, cuando meditas, cuando sientes tus emociones. 

Plano V: Espiritualidad

Este es el plano más etérico, más sutil… no lo podemos ver pero lo podemos sentir. Porque para mí, la espiritualidad tiene que ver con la conexión.

Conexión con mi cuerpo, conexión con la naturaleza, conexión con las energías que inunda nuestro planeta, conexión con otras personas. 

La espiritualidad moderna no tiene que ver con dogmas o religiones, porque la espiritualidad trasciende todo lo creado por el ser humano. Supone la conexión con la divinidad, con la conciencia creadora de todo cuanto existe, incluso tú y yo. 

Para mí, este plano siempre ha estado presente y aunque durante una etapa de mi vida me desvinculé de ella, lo cierto es que re-conecté con ella y desde entonces, siento que todo cuanto hago en mi vida, forma parte de mi espiritualidad. 

Creo que la espiritualidad debe empezar dentro de mí. Debo cultivarla, cuidarla y hacerla crecer dentro de mí para poder después extender más allá de mi piel todo lo aprendido, lo reflexionado, lo sentido. Somos creadores y dadores de vida

Para mí, la espiritualidad es también conectar con todas mis partes, con todos mis planos y dimensiones… con mi cuerpo, con mi mente, con mis emociones, con mi energía y la espiritualidad misma. 

Porque al conectarme con las partes que me conforman, puedo trascenderme, soy capaz de comprender que yo no soy todas esas partes… porque yo soy la conciencia que observa las partes.  

“Existen dos formas de ver la vida: una es creer que no existen los milagros, la otra es creer que todo es un milagro”

– Albert Einstein –

Más artículos

Solo queda un paso...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la guía

Elena Alameda Jackson como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar el envío de información y prospección comercial y envío de boletines informativos. Tus datos estarán alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign, que se encuentra en EE.UU y adherida al acuerdo Privacy Shield. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en info@cuidado-psicologico.es o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.

Solo queda un paso...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la meditación

Elena Alameda Jackson como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar el envío de información y prospección comercial y envío de boletines informativos. Tus datos estarán alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign, que se encuentra en EE.UU y adherida al acuerdo Privacy Shield. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en info@cuidado-psicologico.es o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.

Solo queda un paso...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la guía

Elena Alameda Jackson como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar el envío de información y prospección comercial y envío de boletines informativos. Tus datos estarán alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign, que se encuentra en EE.UU y adherida al acuerdo Privacy Shield. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en info@cuidado-psicologico.es o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.

Ya casi está...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la guía:

Elena Alameda Jackson como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar el envío de información y prospección comercial y envío de boletines informativos. Tus datos estarán alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign, que se encuentra en EE.UU y adherida al acuerdo Privacy Shield. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en info@cuidado-psicologico.es o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.

Solo queda un paso...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la guía:

Elena Alameda Jackson como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar el envío de información y prospección comercial y envío de boletines informativos. Tus datos estarán alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign, que se encuentra en EE.UU y adherida al acuerdo Privacy Shield. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en info@cuidado-psicologico.es o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.

Solo queda un paso...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la meditación

Elena Alameda Jackson como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar el envío de información y prospección comercial y envío de boletines informativos. Tus datos estarán alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign, que se encuentra en EE.UU y adherida al acuerdo Privacy Shield. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en info@cuidado-psicologico.es o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.

Solo queda un paso...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la guía

Elena Alameda Jackson como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar el envío de información y prospección comercial y envío de boletines informativos. Tus datos estarán alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign, que se encuentra en EE.UU y adherida al acuerdo Privacy Shield. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en info@cuidado-psicologico.es o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.