Cuidarnos emocionalmente

Te doy la bienvenida a mi blog, un espacio donde encontrarás una balsa de calma y serenidad en la que zambullirte y explorar tu verdadero yo, tu esencia. Cada semana te hablaré de temas relacionados con tus emociones, aprendiendo a vivir desde tu corazón, desde el mismo centro de tu ser. También te hablaré de tu espiritualidad y juntos la exploraremos para que seas consciente de que no existe otro ser como tú en todo el universo, eres único y tus emociones te ayudan a compartir tu esencia. Quiero que mi blog sea ese espacio de aceptación que siempre has buscado y que no siempre has hallado, espero que mis palabras te acompañen por la vida como un buen amigo. 

He querido que el primer post de mi blog trate sobre el cuidado emocional porque para vivir una vida plena, debemos escuchar y atender a nuestras emociones, aceptándolas como lo que son: mensajeras y amigas que nos ayudan a vivir conscientemente. 

Sé que probablemente no sea éste el concepto que tienes de tus emociones. Sé que en ocasiones nos impiden hacer lo que debemos hacer, sé que nos confrontan con partes de nosotros mismos que no nos gustan, en ocasiones pueden ser el origen de conflictos con otras personas e incluso nos pueden hacer sentir profundamente enfermos. Esa es la cara negativa de las emociones y solo surge cuando no las escuchamos, cuando las rechazamos o reprimimos. 

Creo que el cuidado emocional siempre comienza en nuestro interior y como sé que quieres sentirte mejor y aprender a relacionarte con las emociones de otra manera, te voy a dar unos pasos muy sencillos que puedes seguir para cuidarte emocionalmente:

  1. Escucha tus emociones: Creo que la base del aprendizaje y el crecimiento se encuentra en la escucha calmada. Esto solemos hacerlo en nuestras relaciones sociales, pero yo creo que también debemos aplicarlo a nuestro mundo emocional. Ahora tal vez te estés preguntando… ¿Cómo puedo escuchar las emociones que nacen en mi mente?… Vamos a averiguar cómo puedes hacerlo…
  • Respira… La escucha efectiva siempre nace de la calma, por lo que lo primero que debes hacer, es respirar con serenidad, siendo consciente del aire que entra y sale de tu cuerpo, sintiendo el ligero ir y venir de la respiración… esa marea eterna que te acompaña allá donde vayas… 
  • Observa tu cuerpo… Cada emoción crea una respuesta física concreta. La tristeza te hace llorar, la ira te hace gritar, el miedo te paraliza, la culpa te bloquea, la ansiedad te hace respirar más rápido y superficialmente, etc. El segundo paso para aproximarte a las emociones es observar el rastro que éstas dejan en tu cuerpo.
  • Observa tu conducta… Las emociones nos impulsan a hacer ciertas cosas y a no hacer otras. La tristeza nos impulsa a aislarnos del mundo, la ira nos lleva a enfrentarnos a otros, el miedo nos invita a huir de aquello que tememos, la culpa nos hace arrastrar una pesada mochila que nos impide ser genuinos, la ansiedad nos lleva a evitar o huir de situaciones que interpretamos como una grave amenaza… Observa cómo tus emociones guían lo que haces y así te conocerás más profundamente.
  • Observa tus pensamientos… La emoción y los pensamientos son las dos caras de una misma moneda. Aún existen grandes dudas acerca de qué es lo primero que surge, si la emoción o el pensamiento. Mi opinión es que la emoción surge primero y provoca nuestros pensamientos, creo que es así porque las emociones nacen en una zona del cerebro mucho más antigua que el pensamiento racional, que se origina en el neocortex, la estructura más amplia de nuestro cerebro y también la más moderna. Sea como sea, debes saber que cada emoción genera unos pensamientos concretos y que éstos son únicos para cada persona porque dependen de la experiencias previas y de las estrategias que tenemos para afrontar las emociones y regularlas. Así pues, si quieres conocerte mejor, escuchar tus emociones también pasa por escuchar tus pensamientos. 
  1. Conversa con ellas: Si las emociones son nuestras amigas y vienen a nosotros para guiarnos por la vida, entonces podemos comunicarnos con ellas para conocerlas mejor. Sé que esto te puede sonar bastante raro, pero en mi terapia siempre introduzco ejercicios y visualizaciones para conversar con las emociones, especialmente con aquellas que nos producen un gran malestar.
  1. Dales una salida: Las emociones son energía creada en nuestra mente que se expande por todo nuestro cuerpo y por ello es importante que seamos capaces de dar una salida a la emoción. Debes saber que hay maneras adaptativas y desadaptativas de expresión y regulación emocional. Las primeras son aquellas que desarrollamos cuando escuchamos a nuestras emociones en el cuerpo, en nuestra conducta y en nuestros pensamientos, mientras que las estrategias desadaptativas pueden ser: represión emocional (estar sordos y ciegos ante las emociones y no expresarlas más allá de nosotros) o expresión total de la emoción (creando conflictos cuando sentimos ira, llorar sin parar cuando estamos tristes, etc.). 
  • Como has podido adivinar, la represión no es una estrategia adecuada de regulación emocional y lo mismo ocurre con la expresión total de la emoción. Lo ideal es regularlas desde nuestra calma y para ello podemos hacer diferentes cosas para dar una salida adaptativa a nuestras emociones: respirar conscientemente y con calma, hablar con alguien de confianza, escribir, meditar, movilizar nuestro cuerpo a través del ejercicio físico o el yoga, relajarnos y observar las funciones de nuestro cuerpo (respiración, latido del corazón, molestias o dolores, etc.), también puedes dibujar cómo te sientes, expresando más allá de tu piel estas experiencias. Cada cual debe encontrar una manera única de liberar esa energía emocional antes de que se quede atrapada en el cuerpo. 
  1. Acepta tus emociones: Cuando las aceptas, te estás aceptando a ti mismo. Es habitual que rechacemos la ansiedad, la tristeza, la ira, la culpa o vergüenza porque nos hacen sufrir, pero cuando no las aceptas tal y como son, te estás rechazando a ti mismo, a tu mente y cuerpo. Solo desde la aceptación de quienes somos en este instante de la vida, podemos querernos y cuidarnos emocionalmente.

Espero que estos primeros consejos que te he dado para cuidar tu mundo emocional te sean útiles. Mi objetivo es que cada post de mi blog te ayude a conocerte mejor y a aceptarte plenamente como el ser único que eres. 

Estaré encantada de escuchar tus opiniones, dudas e incluso sugerencias de temas que te interesan y que quieres que trate en futuros post. Te agradezco de corazón el tiempo que has dedicado a leer mis palabras, uniéndonos en la distancia. Recuerda… acéptate tal y como eres porque eres alguien único. 

Más artículos

Solo queda un paso...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la guía:

Elena Alameda Jackson como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar el envío de información y prospección comercial y envío de boletines informativos. Tus datos estarán alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign, que se encuentra en EE.UU y adherida al acuerdo Privacy Shield. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en info@cuidado-psicologico.es o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.

Solo queda un paso...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la meditación

Elena Alameda Jackson como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar el envío de información y prospección comercial y envío de boletines informativos. Tus datos estarán alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign, que se encuentra en EE.UU y adherida al acuerdo Privacy Shield. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en info@cuidado-psicologico.es o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.

Solo queda un paso...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la guía

Elena Alameda Jackson como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar el envío de información y prospección comercial y envío de boletines informativos. Tus datos estarán alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign, que se encuentra en EE.UU y adherida al acuerdo Privacy Shield. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en info@cuidado-psicologico.es o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.