Comprendiendo al Estrés

Estrés… una palabra que ha perdido su sentido para convertirse en el monstruo que nos persigue

Estrés… algo que todos decimos y experimentamos, pero que no todos sabemos lo que es

Hoy quiero hablarte del estrés desde una perspectiva diferente porque quiero que comprendas lo que ocurre en tu cuerpo cuando sientes que algo te supera.

Además, vas a descubrir algo que te va a sorprender… sigue leyendo y en breve lo descubrirás…

El estrés es una respuesta que inicia tu cuerpo cuando detecta una amenaza en tu entorno. Hace miles de años, cuando vivíamos en la naturaleza, las amenazas duraban muy poco tiempo, por lo que nuestro cuerpo evolucionó para invertir una gran cantidad de energía en poco tiempo, para salvarnos

Pero en la actual jungla de ladrillos y asfalto en que vivimos, el estrés se ha transformado… se ha convertido en menos físico y más mental, las amenazas son más abstractas y eso nos lleva a una activación más prolongada, de modo que el estrés se ha convertido en crónico

Esto podría no ser muy importante, excepto por lo cambios que se producen en nuestro cuerpo…

Respuesta física del estrés

Debes saber que tu cuerpo cambia todo su funcionamiento cuando pasas por una etapa altamente estresante. Algunos de los cambios más importantes son:

  • Corazón: Comienza a latir más rápido para llevar la sangre a tus músculos y huir… lo que nos ayudaba en la selva pero no tanto cuando nos estresa el trabajo o las responsabilidades
  • Pulmones: Comenzamos a respirar más rápido y de manera superficial… lo que permite oxigenar mejor nuestras células, transportando más oxígeno en la sangre que viaja rápidamente por nuestro cuerpo
  • Tensión: Todos los músculos de nuestro cuerpo se tensan para luchar o huir de la amenaza… es la manera ideal de huir de un animal salvaje pero no tanto de estar ocho horas en un entorno laboral tóxico que no podemos abandonar… Y esa tensión se traduce en lumbalgias, contracturas y molestias
  • Insomnio: Cuando nuestro cuerpo interpreta que una amenaza nos acecha, trata de mantenernos despiertos para salvar nuestra vida. A largo plazo el insomnio nos agota poco a poco
  • Hambre de dulces: Nuestro cuerpo, cuando se activa tanto como lo hace ante el estrés, necesita glucosa que llevar a los músculos y al cerebro, por lo que es habitual que en las etapas de estrés, sientas más ganas de comer alimentos dulces 
  • Fatiga y bajo rendimiento: Si toda tu energía se centra en huir, duermes poco y te alimentas mal, la consecuencia a largo plazo es que te sentirás muy cansado y tu rendimiento intelectual caerá en picado

Todas estas respuestas se desarrollaron en un momento muy concreto de nuestra evolución como humanos, pero no es una respuesta hecha para el siglo XXI y para los retos que hoy tenemos

Esta respuesta de estrés tan antigua no va a cambiar y por lo tanto depende de nosotros identificar los momentos de estrés y prevenir los problemas y enfermedades crónicas que trae consigo

¿Y cómo puedo prevenir el estrés si es una respuesta automática?

Verás… en realidad el estrés se inicia en tu mente, tu cuerpo solo responde a la alarma que activa tu mente

Cualquier suceso vital puede desencadenar la alarma… sí… incluso cosas positivas como lograr el trabajo de tus sueños, convertirte en padre o madre o casarte.

Tal vez te estés preguntando… ¿entonces el estrés no depende de la situación que vivo?

¿Entonces de qué depende?

Bien… la respuesta es que el estrés depende de la interpretación que haces de las situaciones que la vida trae hasta ti

Si interpretas ese ascenso soñado o casarte como algo positivo, el estrés no aparecerá

Pero si lo interpretas como un reto que no puedes afrontar porque no tienes los suficientes recursos internos, entonces tu mente interpretará que esa situación es una grave amenaza y desencadenará la respuesta de estrés en tu cuerpo

Hay muchas maneras de evitar que el estrés se mantenga en tu vida por mucho tiempo y como quiero que aprendas a regular el estrés, he creado una guía en PDF para que comprendas mejor las respuestas de tu cuerpo y te doy unas pautas muy sencillas para cuidarte más

Descarga la guía haciendo click sobre el siguiente botón

Recuerda que puedes hacer muchas cosas para evitar la parte más negativa del estrés y conocerte bien es una de ellas

Yo estoy muy cerca de ti… por si me necesitas…

Más artículos

Solo queda un paso...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la guía:

Elena Alameda Jackson como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar el envío de información y prospección comercial y envío de boletines informativos. Tus datos estarán alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign, que se encuentra en EE.UU y adherida al acuerdo Privacy Shield. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en info@cuidado-psicologico.es o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.

Solo queda un paso...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la meditación

Elena Alameda Jackson como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar el envío de información y prospección comercial y envío de boletines informativos. Tus datos estarán alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign, que se encuentra en EE.UU y adherida al acuerdo Privacy Shield. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en info@cuidado-psicologico.es o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.

Solo queda un paso...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la guía

Elena Alameda Jackson como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de gestionar el envío de información y prospección comercial y envío de boletines informativos. Tus datos estarán alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign, que se encuentra en EE.UU y adherida al acuerdo Privacy Shield. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en info@cuidado-psicologico.es o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.